miércoles, 28 de octubre de 2015

Una calabaza divertida

En unos días será Halloween y, aunque no es una fiesta española, estamos todos como locos con la decoración y los disfraces. Y es que es muy divertido este día, más bien esta semana, ya que da mucho juego con los niños y a ellos les divierte.

Ya el año pasado os enseñé a decorar vasos para Halloween: una bruja, al monstruo de Frankenstein, un murciélago y momias.

Pero este año, a mi gordito le apetecía hacer una calabaza; así que nos pusimos manos a la obra y ya de paso hicimos fotos para mostraros como se hace.


Materiales:


- Calabaza
- Un bol grande
- Un cuchillo
- Un cuchara
- Un bolígrafo


Pasos:


1.- Cortamos un circulo al rededor del rabito de la calabaza. Que sea lo bastante ancho para poder vaciarla bien.


2.- Al levantar la tapa vemos que tiene las pipas y una especie de hilos.


No se si es lo normal o es que la calabaza está pasada, no os puedo decir.

3.- La comenzamos a vaciar y dejamos las pipas y lo que sobra en el bol. Elegir uno que de tamaño esté acorde con la calabaza, no vaya a ser que nos quedemos cortos.



Lo pueden hacer los niños, ya que no es peligroso y a ellos les encanta guarrear. 

4.- Una vez vacía.


Le dibujamos los ojos y la boca con un bolígrafo, no os preocupéis porque luego se limpian los restos. Yo también he dejado que lo haga mi gordito y este ha sido el resultado.



5.- La última parte la tiene que hacer un adulto y es la de cortar los agujeros por las lineas. Es decir, le hacemos los ojos y la boca a la calabaza.


Solo nos queda poner una  vela o una luz dentro.

Espero que os haya gustado y que disfrutéis tanto como nosotros haciéndola. Ahhh! y si os animáis, os invito a mandarme vuestras calabazas por facebook a: Consejos de Mami Novata


Alojamiento de imagen y vídeo por TinyPic