martes, 8 de septiembre de 2015

La importancia de elegir
una buena escuela infantil

Hoy lo que necesito es desahogarme porque lo hemos pasado un poquito mal con la escuela infantil que elegimos para nuestra gordita, el curso pasado.

Y es que elegir, ya no un buen colegio, sino, una escuela infantil en la que puedas confiar es muy importante.



Cuando fuimos a hacer la matricular nos dio muy buenas sensaciones y es que la atención que recibimos era muy buena, y siempre ha sido buena. Pero cuando tuvimos la entrevista personal con la profe nos quedó un mal sabor de boca. Ese día supimos que sería una etapa dura para nosotros pero no nos imaginábamos lo que realmente nos supondría.

En la entrevista personal vimos como la profesora, que mi gordita iba a tener, cambiada poco a poco la cara según le comunicábamos que la pequeña no tenía rutinas; seguía tomando teta y no quería biberón; que acababa de pasar una bronquiolítis y aún tenía flemas; porque tiene alergia a la leche de vaca y tenía que llevar su leche especial; pero el punto clave fue decirle que la niña se quedaba privada cuando lloraba. Las palabras concretas y que nunca podré olvidar fueron: "Ah! También!" No salía de mi asombro cuando me dijo eso y ese mismo instante supe que mi gordita no estaba preparada para esa escuela.

Las personas que me conocen saben que no soy una madre dramática ni sobreprotectora, pero ese día salí llorando de la reunión. ¿Cómo podía dejar a mi pequeña en ese sitio? Si no hubiera sido porque tenía que trabajar..... y la escuela donde mi gordito había ido estaba al completo.

Para facilitar la labor de la profe le introducimos el biberón en cuestión de 4 días, aunque esta parte requiere una entrada específica de lactancia explicando la mejor forma para hacerlo.


Aún así, todos los días había un problema; que si la niña no quiere comer, que si la niña tiene mocos, que si la niña no quiere dormir, etc.

Empezando por la comida, a nosotros nos llamaba mucho la atención que no quisiera comer porque es muy glotona; para que os hagáis a la idea ella como su puré, un yogurt y como después comemos el resto de la familia siempre nos pide pan o lo que estemos comiendo. Por eso siempre nos extrañó que no quisiera comer.

La profe llevó, incluso al punto, de decirme que mi gordita de 8 meses estaba descontrolada. ¡Descontrolada una niña tan pequeña! ¿Y entonces que será de ella cuando tenga 2 o 3 años? No me lo quería ni imaginar.

Pero lo que ya hizo saltar las alarmas fue el día que llego a casa con un supermordisco, un mordisco con todos los dientecitos marcados. Que, seamos realistas, es un accidente que ocurre en las mejores familias y no pasa nada. El problema llega cuando se lo comenté a la profe y no sabía nada del mordisco.
¿Cómo? No lo entendía. ¿Cómo puede ser que un bebé llore o grite de dolor por un mordisco y no te hayas enterado? La respuesta me dejó más perpleja: "Es que como lleva toda la semana llorando no nos hemos dado cuenta." Me quedé ojiplática, eso era peor aún. ¡Mi pequeña lleva toda la semana llorando y no me dicen nada!


Y por otro lado, el tema mocos-médico; si por la profe hubiera sido mi gordita habría estado todos los días en el pediatra porque tiene mocos. Menos mal que no soy primeriza porque si hubiese lleva a la pequeña al pediatra tanto me habrían tachado de idiota. Como la contesté un día, "los niños cogen los mocos en septiembre y los sueltan en julio, otra cosa es que tenga fiebre".

Algunos pensaréis que debí haber hablado con la dirección. Lo intenté, como no sabes por donde te pueden salir, un día tanteé a la dirección y la respuestas iban por el mismo camino que me daba la profe, así que finalmente decidimos dejarlo y desear que pasara rápido el curso.

En fin, por suerte, mi gordita está en otra escuela este curso (en concreto en la misma escuela donde fue mi gordito). Y que diferencia, desde el primer día solo me cuentan cosas buenas de ella; incluso nosotros hemos notado lo contenta que está, y eso que solo lleva 3 días. Porque para contar cosas malas ya habrá tiempo, soy consciente que mis gorditos no son perfectos pero tampoco son un problema.

¿Alguna vez os ha pasado algo así? Contarme vuestras experiencias



Alojamiento de imagen y vídeo por TinyPic