jueves, 13 de noviembre de 2014

Operación "Volver a ser mujer"
Primera semana

¿Espero que estéis saliendo a hacer ejercicio?
Por lo que he podido ver en el Facebook de alguna de mis seguidoras y seguidores estáis saliendo, algunos a andar y otros a correr.


Pues bien, creo que ha llegado el momento del siguiente paso, TONIFICAR.



Primer paso

Ahora que tenemos una rutina de carrera o caminata es el momento de alternar, un día saldremos a correr o caminar y al día siguiente haremos ejercicios.

Y ¿Qué ejercicios son los mejores para recuperar la forma después del parto? EL YOGA

Iremos poco a poco para coger una rutina de ejercicios.

Como yo no soy profesora de yoga os voy a recomendar una página para que hagáis los ejercicios.

Lo que no explica el vídeo es que tenemos que hacer los ejercicios con ropa cómoda.


Este canal de Youtube me parece que está muy bien, yo ya me he suscrito.

No os preocupéis si al principio no os sale algún ejercicio, a mi tampoco me salen, porque durante el embarazo hemos perdido flexibilidad.

Y sobre todo, os recomiendo empezar a hacer ejercicio pasados los primeros 3 meses de vida del bebé. Así no tendremos ningún problema si nos han dado puntos (tanto con cesárea como con el parto natural)

Segundo paso:

Después de una semana, ¿No se vosotras?, pero yo tengo algo mejor el pelo y noto como la piel del cuerpo y la cara va estando más hidratada.

Pues, bien, creo que ha llegado el momento de hacernos unas cejas bonitas y acorde con nuestra cara.

No siempre acertamos con la forma de nuestras cejas y si nos hacemos unas cejas que no estén en armonía con nuestra cara podemos llegar a llevar cara de sorpresa todo el día.


Elegiremos la forma correcta para nuestra cara y aprovecharemos el momento que el bebé está durmiendo para arreglar las cejas.

Tercer paso:

El almuerzo. Ya os conté las propiedades de los arándanos, la naranja y la pera; pues hoy le toca el turno a la manzana.

La manzana es rica en glucosa, sacarosa, ácido cítrico, calcio, fósforo, hierro, potasio y vitaminas B y C.


Normalmente estamos acostumbrados a pelar la manzana pero es mejor comerla con ella. La cáscara de la manzana es rica una antioxidantes, que neutralizan los radicales libres, que oxidan las células, y nos ayuda a prevenir enfermedades del corazón, degenerativas y canceres.

Poco a poco estamos pasando de ser ogros a volver a ser las que éramos antes del embarazo.

Mamá Novata