lunes, 21 de julio de 2014

Piruletas de melón y sandía

La sandia no sólo es refrescante en verano también contiene vitamina C, A, potasio, magnesio y licopeno y beta caroteno, que son son sustancias que reducen el riesgo de cáncer.
La sandía es beneficiosa para el corazón porque combate la acumulación de placa en las arterias; es buena para bajar de peso porque es baja en grasas y es un diurético natural; es buena para los ojos porque al tener beta carotenos, estos se transforman en vitamina A dentro de nuestro organismo que ayudan a producir los pigmentos de la retina que protege de la degeneración macular y contiene vitamina C que reduce el riesgo de cataratas; previene el cáncer de próstata porque contiene licopeno; por último es buena para las vías urinarias porque por su alto contenido de agua es buena para limpiar los riñones y la vejiga.


¿Qué aporta el melón a nuestro organismo? Vitaminas A y E, potasio, fibra, calcio, ácido fólico y zinc. Nos ayuda a prevenir la sequedad en las mucosas y en la piel gracias a la vitamina A; es un buen antioxidante que previene el cáncer y las enfermedades cardiovasculares gracias a la vitamina E; es un buen diurético y actúa como laxante natural; previene las manchas en la piel gracias a la eliminación de toxinas; previene la gota, la artritis y nivela el colesterol alto.


Estas dos frutas tan fresquitas en verano y tan apetecibles están ahora en temporada y es el mejor momento para consumirlas.

INGREDIENTES:

- Melón
- Sandía
- Palitos de madera
- Cortadores con formas.

PASOS:

1. Cortamos el melón y la sandía en rodajas, a ser posible del mismo grosor. Debemos retirar las pepitas de la sandía o usar una sandía sin pepitas.

2. Con los cortadores de metal cortamos la sandía y el melón con las formas que más nos gusten.

3. Pinchamos los trozos en los palitos y los metemos en la nevera para consumirlos fresquitos.


Un opción sencilla y divertida para comer estas dos frutas.

Mamá Novata



Escribe tu mail:


Delivered by FeedBurner