sábado, 7 de junio de 2014

Stop estrías

Como ya saben algunos de los que me conocen estoy embarazada y esperando la llegada de mi segundo hijo. Con el primero seguía los consejos que en todos los sitios recomiendan para que no salgan estrías. ¿Qué consejos son?



1. Nutrir bien la piel a diario, te intentan vender un montón de cremas anti estrías o con colágeno para favorecer la elasticidad de la piel. Para mi lo mejor y natural.... EL ACEITE DE ALMENDRA. No os podéis imaginar como hidrata la piel. Lo ideal es ponerlo dos veces al día, pero si notáis la piel muy tirante se puede usar tres veces al día.
¿Qué es lo que hago yo? Por la mañana me pongo el aceite por todo el cuerpo dándome un masaje, sobre todo en la zona de la tripa, lumbar y el pecho; y por la noche lo aplico sólo las tres zonas que he dicho antes y masajearlo.


2. Hidratarnos también por dentro, no debemos tener la sensación de sed y beber entre 2 o 3 litros de agua al día.


3. Dieta sana, la mejor dieta y equilibrada es la mediterránea. Nunca debemos olvidar ingerir todo tipo de alimentos, legumbres, verduras, pescado, fruta, carne y productos lácteos. Si sois alérgicas a la lactosa hay otros alimentos que tienen calcio.


4. Andar. Como mínimo media hora por la mañana y media hora por la tarde.


5. Evitar el Retinol-A. Este componente está en muchas cremas cosméticas y está totalmente desaconsejado para embarazadas y para mujeres en periodo de lactancia.


BENEFICIOS DEL ACEITE DEL ALMENDRAS

El aceite de almendras es capaz de proteger la piel contra las pérdidas de agua, por lo que la piel estará más hidratada y tersa.


Mejora la elasticidad de la piel , lo que ayuda a prevenir las estrías. Pero tenemos que tener en cuenta que no ayuda a eliminarlas si ya las tenemos.


Desinflama las irritaciones cutáneas debido al zinc, vitamina E y antioxidantes, que reducen los procesos inflamatorios.
Receta de la abuela: Beneficios del aceite de almendras para tu piel y cabellos
¿CÓMO Y CUANDO APLICAR EL ACEITE?

El mejor momento es después de la ducha porque los poros de la piel están más abiertos. Aunque como he comentado antes, lo ideal es aplicarlo dos veces al día para que la piel esté más hidratada.


Hay que aplicarlo dando un masaje delicado durante 2 minutos hasta que espere uniformemente por todo el cuerpo pero haciendo más hincapié en la barriga, los glúteos, zona lumbar y los pechos. Estas zonas son las que más sufren los cambios del embarazo.


Aunque no estéis embarazadas también podéis usar el aceite de almendras.
Mamá Novata.