lunes, 26 de mayo de 2014

Barquitos de calabacín rellenos de salmón

Una de las cosas que más nos cuesta es que nuestros hijos coman verdura y pescado pero ¿porqué no dárselo se una forma diferente? Aquí va una receta que podéis prepara mañana para cenar y probar que tal lo comen.

INGREDIENTES:

- 4 calabacines grandes                    - Un ramito de perejil
- 200g de salmón                              - 1/2 l de leche
- 150g de pan duro                           - Aceite de oliva
- 2 huevos                                         - Sal
- 10 hojas de albahaca


Antes de empezar con la receta he de decir que es para un niño mayor de 1 año.


Poner la leche en un bol, introducir el pan y dejarlo en remojo durante unos 15 minutos.
Cocer el salmón en una olla con agua y sal, pelarlo, desmenuzarlo y dejarlo enfriar.
Cortar los calabacines por la mitad en sentido longitudinal y extraer la pulpa, creando un especie de "barquitas".
Deshacer el pan ablandado con la leche y mezclarlo con la pulpa de los calabacines, bien triturada, el salmón desmenuzado y los huevos.
Lavar el perejil y la albahaca, trincharlos, mezclarlos con el resto de los ingredientes y añadir la sal.
Rellenar las barquitas de calabacín con la mezcla obtenida.
Disponer los calabacines en una bandeja con un poquito de aceite y cocerlos en el horno caliente durante unos 30 minutos.
Al sacarlos los adornamos con un palito largo de madera y con cartulinas o folios de colores hacemos las velas.


Tener en cuenta que el salmón es uno de los mejores pescados para vuestros hijos porque es muy rico en omega 3 que contribuye a mejorar el funcionamiento del sistema nervioso, ayuda a controlar el nivel de triglicéridos (que tan de moda está ahora) y colesterol en sangre, y es bueno para la prevención de enfermedades cardiovasculares.


Espero los comentarios de vuestras experiencias porque también me ayuda a mi como madre puesto que lo que funciona con unos niños no tiene porque funcionar con otros.

Mamá Novata