viernes, 23 de mayo de 2014

Accidentes en el hogar

Hoy me he quedado horrorizada al leer un artículo en el periódico, el titular es:
El 5,2% de los niños hasta 12 años que se quedan solos en casa tienen menos de cuatro.

Y lo más preocupante, el 18.3% de las familias no sabe a que número de teléfono debe llamar en caso de urgencia. Y el 45% considera que el accidente se produjo por azar.


Se que no podemos meter a nuestros hijos en una burbuja y protegerlos de todos los males del mundo, pero si podemos tener cuidado con las cosas que podemos controlar. El artículo del periódico viene motivado por un estudio que ha realizado la Fundación Mafre en colaboración con AEPap (la Asociación Española de Pediatría  de Atención Primaria).

El estudio lo que nos dice que la de los accidentes ocurren porque los padres sobrestimamos ciertos riesgos e infravaloramos otros. Yo entiendo que no podemos meter a nuestros hijos en una burbuja pero muchas veces yo he sido la primera que he pensado: "si siempre lo he hecho así y nunca ha pasado nada, porque habría de ser distinto hoy"; pues porque que hayamos tenido suerte anteriormente no quiere decir que hoy vayamos a tener la misma suerte.

Pero no todo está perdido, el 90% de los padres cumple tres de las reglas fundamentales de la prevención de accidentes:
- En el parque, dejan a los niños en las zonas de juego adecuadas para su edad.
- Comprueban las etiquetas de los juguetes y ofrecen a sus hijos los juguetes adecuados para su edad.
- Guardan los medicamentos fuera de su alcance.

Y las medidas de protección utilizadas en menor medida, por un 50% o menos de los padres:
- Seguridad y protección de las puertas.
- Seguridad y protección de esquinas de muebles.
- Seguridad y protección de escaleras y ventanas.

Por todos estos motivos quiero daros unas recomendaciones para que los niños no sufran estos accidentes y tengamos que lamentarnos:

- Los accidentes son una de las causas más frecuentes de muerte en niños. Están entre las tres primeras causas en menores de 14 años. La mayoría de accidentes son evitables. Se podría haber hecho algo para que no ocurriesen. En caso de emergencia llama al 112.

- En cada edad la forma de prevenirlos es diferente. En los niños pequeños la casa ha de ser un espacio seguro y vigilado por los adultos. No dejes nunca solo en casa a un niño pequeño. A los niños mayores hay que enseñarles a protegerse.

- En casa: protege las ventanas con rejas o cierres de seguridad y no pongas sillas ni muebles bajos delante. Pon barandillas en las escaleras. Protege los enchufes, estufas y braseros. Usa los fuegos de detrás en la cocina. No cocines con el niño en brazos. Ten cuidado con la temperatura del agua del baño, y no dejes solos a los niños pequeños en la bañera. Protege las esquinas de mesas y muebles. Pon topes a las puertas,…

- Con los objetos que les rodean también se accidentan pueden: caerse del cambiador, la trona o la sillita de paseo. Atragantarse con partes pequeñas de juguetes o con un globo. Tragarse una pila de botón. Revisa los juguetes, envoltorios y otros objetos con los que juegan los niños. Consulta la guía de seguridad de productos infantiles potencialmente peligrosos: http://www.msssi.gob.es/va///profesionales/saludPublica/prevPromocion/Lesiones/GuiaSegProductosPeligrosos.htm

- Los medicamentos y tóxicos: no los dejes donde un niño pueda alcanzarlos. No le digas que los medicamentos son caramelos. Usa siempre el medidor del jarabe en vez de cucharas de cubertería. Nunca guardes productos de limpieza o tóxicos en envases de agua o refresco, ¡los niños pueden beberlo! No dudes en llamar al teléfono de Información Toxicológica: 91-5620420 si el niño ha tomado algo.

- En otras casas y lugares donde el niño acuda con frecuencia: en casa de los abuelos, de otros familiares, en la guardería, en la escuela. Asegúrate de que en todas ellas el entorno es seguro.

- En los espacios de ocio: el parque, polideportivos, plazas, los columpios, juegos, porterías, deben estar bien anclados y cumplir con las normas de seguridad. El suelo en los espacios para niños pequeños debe ser de materiales blandos.

- En el coche: utiliza siempre y correctamente una sillita o sistema de retención homologado y adecuado a su peso y estatura. Ha de estar bien instalada. No debe haber holguras entre el cinturón y el cuerpo del niño, por eso es mejor que no lleve puestas prendas gruesas. Si van en transporte escolar, deberían llevar sistemas de retención. Dale buen ejemplo poniéndote el cinturón siempre.

- En bicicleta o andando: ponle el casco para montar en bici, y dale buen ejemplo poniéndotelo tú también. Sé prudente y paciente y enséñale a cruzar la calle correctamente tanto en bici como andando.

- En piscinas, playas y otras zonas de baño: no pierdas de vista a los niños pequeños. Las piscinas privadas deben vallarse por todos los lados y mantener su puerta cerrada cuando no esté un adulto vigilando.

Y si apesar de cumplir todas estas recomendaciones nuestros pequeños sufren un accidente, entonces sí que podemos decir que tuvimos mala suerte.